Cómo elegir tu bici

Elegir una bicicleta es un motivo de felicidad, por eso redactamos esta breve guía para ayudarte con la correcta elección. Esta va a depender sobre todo de para qué vayas a usarla y de la experiencia que quieras vivir en bici.

¿Vas a pedalear por la ciudad, el campo, la montaña? ¿Vas a salir regularmente? ¿Cortas, grandes distancias? Primero debes preguntarte qué necesitas y luego elegir tu bicicleta:

Lo más recomendable es recurrir a un profesional que analice el tipo de ciclismo que vas a hacer, para qué y donde se va a usar la bicicleta y, sobretodo te ayude a encontrar la posición correcta.

Lo primero que tenes que saber es si deseas utilizar la bicicleta como medio de transporte para ir al trabajo o a la universidad, de ocio para recorrer largas distancias en kilómetros, como vehículo para tener contacto con la naturaleza o si queres competir. Ya que existen bicicletas que combinan diferentes características o que se adaptan mejor a las necesidades de cada persona.      

Pero tanta oferta de marcas y modelos puede agobiar al consumidor.

Ideal es que nos contactes, para que te expliquemos las opciones disponibles y podamos ofrecerte consejos para optimizar tu rodar.

 

 

Bicicletas de Ruta

bicicleta de ruta

La bicicleta de ruta que podemos apreciar en competencias de la talla del Tour de Francia. Son las ideales para recorrer largas distancias y rodar a gran velocidad, ya que tienen un cuadro más liviano y componentes que buscan mejorar la aerodinamia y la mecanica de pedaleo, además de la correcta distribución del peso en ambas ruedas, haciendo óptima la transmisión de potencia. El manubrio permite distintos modos de sujeción, posibilitando variar la postura del usuario.   

 

 

Bicicletas de Montaña

Las de montaña están especialmente diseñadas para circular por cualquier tipo de terreno. Su cuadro es altamente resistente. Posee llantas gruesas y cubiertas con tacos, para aumentar la adherencia en terrenos accidentados, senderos a campo traviesa fuera de los caminos consolidados,y optimizar la circulación por los mismos. Puede tener suspensión delantera y/o trasera, aunque la primera es más frecuente. Las mismas pueden aumentar la comodidad al circular por suelos accidentados, pero en algunos casos disminuyen la eficiencia del pedaleo.
Incorporan sofisticados mecanismos de cambios de marchas, pudiendo variar la relación plato- piñón y así ser eficientes tanto en subidas como llanos y bajadas.
La postura es inclinada hacia adelante, lo que las hace poco confortables e inseguras para el uso urbano.

bicicleta de montaña

 

 

Bicicletas Urbanas

bicicleta de ciudad

Para la ciudad recomendamos bicicletas híbridas o urbanas, que como su nombre lo indica son producto de una combinación.
Resistentes como las de montaña, pero con una geometría específica que hace a su uso comodo y seguro para transitar la ciudad, la postura es más bien erguida.
Con ruedas grandes como las de ruta y cubiertas de un ancho medio, semilisas con buenos canales de evacuación de agua.
Pueden traer también cambios de marchas para hacer más eficiente el pedaleo en distintas circunstancias como ser la circulación en terrenos con pendiente o para llevar carga; resultando una conducción confortable.
Cómodas y versátiles que admiten el uso de accesorios destinados a mejorar la circulación en ambientes urbanos, como guardabarros, cubrecadena, porta paquetes, sillas para llevar niños, luces, etc. Pueden utilizarse tanto en calles pavimentadas como en terrenos no pavimentados.

Suelen tener un estilo casual, con un diseño amable. Cómodas para su uso con indumentaria urbana y no deportiva.   

 

 

Talles

Es muy importante que te asesoremos respecto del talle ideal, ya que si bien casi todas sus partes se pueden ajustar, el cuadro es de dimensiones fijas. Por esto, la medida del cuadro debe estar relacionada a la estatura y proporciones de la persona que la valla a utilizar. Tambien recomendamos adecuar los componentes de la bici a las características de cada uno, siempre pensando en la cantidad de horas y el uso que se le va a dar a la bicicleta.

A partir de allí hay que seleccionar la talla de la bicicleta, ya que no todos medimos lo mismo, ni tenemos las piernas o los brazos igual de igual largo. Estas medidas y proporciones también varían entre un hombre y una mujer, y existen bicicletas específicas para cada uno.

Si bien cada marca tiene su propia tabla de talles, te mostramos una genérica. Con ella podrás aproximarte a tu tamaño de bici, aunque siempre es mejor probar una bici antes de comprarla, para asegurarte de que sea lo que buscas.

talles